Cada puntada tenía sentido – Antonio Kerikian

U$S5,25

2 disponibles

Cada puntada tenía sentido – Antonio Kerikian

U$S5,25

Sabía lo que hacía.

2 disponibles

Cuando era pequeño, miraba a mi abuela María con las agujas de tejer sentada en el sillón. A su trabajo yo lo veía como un pasatiempo, algo que ella hacía para entretenerse. No obstante, con el paso del tiempo me di cuenta de que aquello que hacía era su forma de demostrarnos su amor a través de la lana.
Los manteles perfectos tejidos al crochet no tenían sentido en el proceso porque yo solo observaba nudos, hilos de colores mezclados que no tenían forma pero, cuando terminaba, podía apreciar el diseño ideado desde el comienzo. María sabía lo que hacía. Con algo muy similar vas a encontrarte en los capítulos que componen este libro; mientras lo escribía hasta a mí me parecían que no tenían un significado claro. Sin embargo, en cada detalle, en los aciertos y en los errores, Dios es el hilo conductor. Él ordenó mis pasos para que mi vida tenga sentido.

“Conocí a Antonio en una iglesia en la provincia de Santa Fe, Argentina. Aquel día quedó marcado para la historia, fue inolvidable. Desde ese día supe que estaba delante de un tremendo evangelista y lo mucho que el Señor lo usaría”.
—Ap.l Ronny Oliveira

“Cada una de esas experiencias de sufrimiento ‘sin sentido’, ahora se han convertido en los mejores dones de Antonio. El evangelista no es el que habla de una teoría arriba de un púlpito, sino el que siente el dolor de la gente, porque ha sufrido lo mismo que la gente”.
—Ps. Carlos Mraida

“Este libro es el fruto de la historia de un hombre inquieto, que nunca pudo convivir con un evangelio que no produjera los resultados de la Biblia”.
—Ap. Jorge Márquez

Peso 0.3 kg
Dimensiones 1.5 × 14 × 21 cm
Whatsapp chat
Enviar Whatsapp
Seleccione su moneda
USD Dólar de los Estados Unidos (US)